Determinación

16.05.2018

DETERMINACIÓN 

¿Qué puertas estás abriendo? 

¿Cuántas puertas has abierto sin pensar en tus prioridades? Cuántas veces, por querer ser 'bueno' te engañas a ti mismo y pierdes lo bueno en tu vida, porque tu ego no soportó decir 'no' en el momento de cerrar una puerta? Cuántas veces abrimos puertas, o no nos atrevemos a cerrarlas, porque perderíamos un status quo? Cuántas veces te has tambaleado en la valentía de dejar en orden las prioridades que te construyen, para no tener que reconocer que estabas en un mar de dudas sobre tu persona? 

La determinación es una actitud fundamental para construir la vida que queremos. Ser honestos con lo que queremos y llevarlo a cabo es un acto de valentía necesario. A veces, no saber cerrar puertas implica romper el corazón de alguien, incluso el tuyo. Ser determinante es una necesidad del corazón, para que tengamos claro en qué camino espiritual andamos. Estar firmes ante nuestras decisiones no es sólo determinación, también es inteligencia emocional. Si abrimos puertas en las que desgastamos nuestro potencial en fiestas nocturnas, parejas efímeras, gasto económico sin un propósito... Estaremos dejando entrar esas emociones en nuestro corazón. En cambio, si queremos construir una vida llena de luz del Espíritu, empezamos a cerrar todas aquellas puertas que no nos construyen. Entonces, abrimos las que nos dan una estabilidad emocional en una pareja, en la vida laboral (usando los dones que se nos dieron en esta vida), etc La determinación es un valor y decisión fundamental que necesita nuestro corazón para tomar las riendas de nuestras vidas. Como siempre, de la mano del Creador.