El Arte es mi Religión

20.11.2018

Quienes me conocen, saben que siempre les digo que cuando más cerca me he sentido de Dios ha sido en un escenario. Tocar el alma de las personas es un deleite. Sin embargo, el público ve un 'resultado' de un trabajo previo de meses. Durante ese tiempo, hay un trabajo personal como creador. La profundidad de ese proceso siempre depende del compromiso que adquieras contigo y con la valentía de enfrentarte a tu propia alma. Ese proceso creativo muestra los puntos ciegos, muestra ese terreno de tu mente que aún no has conquistado de ti, de tu alma. Cuando consigues darle luz, mientras creces y te transformas como ser humano, entendí que darle espacio al Espíritu Creador es más que necesario para que la verdad que quiere ser dicha a través de la voz del actor, sea más grande que los miedos del pequeño ser humano que se sube al escenario. Cuando llegué a esa profundidad de mi proceso personal, el mensaje 'El Arte es mi Religión' me fue revelado y entendí que tenía que compartirlo. Darle voz a ese texto y seguir tocando el alma de las personas, se ha convertido en mi proyecto de vida y la razón por la que seguir conquistando mi alma, para sentir y vivir a través de la voz de ese casi inexplicable Espíritu Creador que es Amor. 

MARIAdelCID