El comportamiento del corazón

14.04.2018

Cuántas veces queremos guardar la compostura y nuestro corazón nos está indicando todo lo contrario, se hace presente sin que lo hayamos invitado al evento? Nos han educado para guardar unas formas, actitudes y acciones en relación al mundo. Nos dan las herramientas para domar a los caballos de la personalidad. Sin embargo, en la sombra de la apariencia, nuestro corazón no deja de hablar y no tenemos las riendas para manejar las emociones. Todo eso 'oculto' siempre está presente en nuestros ojos, en la forma de movernos, expresarnos... Entonces, establecer un vínculo con el corazón es necesario para que no ande como caballo desbocado. Empezar a tener una relación con él y aprender a recibir sus mensajes, es esencial para que toda esa sombra emocional no nos juegue malas pasadas. Porque no podemos controlar lo que el corazón siente cuando te llega una mala noticia, cuando alguien deja de querer estar contigo... Simplemente, hay un misterio, un secreto, guardado dentro de él, que es el oro de tu fortuna espiritual, la que después manifiestas en tu vida material. Hay un misterio en él, que se hace presente constantemente, porque todo lo que sucede en nuestras vidas, pasa por el corazón. Y el corazón, es el lugar sagrado desde el cual nos comunicamos con Dios-Luz-Creador por medio de la oración.