El silencio

11.12.2018

El silencio es una manera corta de decir vida interior. Silencio significa la capacidad de poner una barrera o una puerta. Esa puerta define poner en ti un espacio y en ese espacio eres libre. Es decir, el silencio es el comienzo de la libertad. Es la recuperación de la libertad porque es la recuperación de todo lo que Dios/Creador(a) te dio. Cada uno de nosotros nace con un templo interno, tenemos una oración bella porque ese es el lugar de encuentro con lo eterno, que es el Espíritu Creador. Aunque hay personas que nunca entran dentro de sí mismas: siempre hablan o conversan con alguien para estar distraídos, tienen o inventan planes o vidas llenas de ruido, se distraen de su propósito y pierden el compromiso: 'Conócete a ti mismo.' Ese espacio que nos es dado desde el nacimiento, es el único que puede darnos vida interior -ese en el que tanto miedo parece estar dando entrar a esta generación, donde el 'normal' tiene 'planes' y el 'raro' parece una ameniza pq no vive teniendo 'planes' que sean 'aceptables' en el culto de nuestras sociedades-, esa vida interior que ofrece la suficiente libertad e independencia de criterio para saber qué conviene o no para tu propósito de vida, para dejar de dejarte llevar por el rebaño. Cuando uno no tiene vida interior es como un niño, o como una hoja al viento que va donde le lleve la corriente sin cuestionarte si realmente las cosas o personas son lo que dicen ser: amigos, parejas... Cuestionarte: 'De verdad esto es lo que dice ser?', te lleva por el camino del florecimiento intelectual y espiritual. Entonces, el silencio te hace estar disponible para lo que vale la pena, para aquello que de verdad amerita invertir tu tiempo, el cual no regresa.

MARIAdelCID