Emociones

15.10.2018

Las emociones son un estado temporal, a penas duran un tiempo y se van. Es por ese motivo que es importante que la exaltación no nuble el mensaje que trae esa emoción consigo. A veces sentimos emociones que nos llevan hacia un estado de pobreza del alma. Por el contrario, la exaltación de la alegría también está nublando un mensaje que se nos quiere dar. Poder sentir las emociones y comunicarte con ellas, en estado de calma, te llevará hacia el encuentro de algo mucho más valioso. Cualquier exaltación nace del ego y el ego se alimenta de emociones. Comer del bien y del mal nos aleja de la vida. Ninguna emoción debe entrar en el juicio del ego, más bien en la escucha del mensaje que el Espíritu Creador nos quiere dar. Con valentía, atrévete a escuchar los mensajes del Espíritu, el cual se aloja también en tu mente. Como siempre, hacemos el proceso de la mano de la Creadora en unión amorosa e indivisible con el Creador.