Energía femenina

18.08.2018

Me pregunto si, en un mundo tan dogmáticamente masculinizado, una mujer pueda expresar su sensualidad. Expresar aquello que le hace estar a gusto con su cuerpo y su feminidad. Un mundo en el que sentirte mujer y decir sí a tu sexo, provoca pensamientos alejados de la realidad de habitar el género que concibe, crea y da vida en abundancia. Expresar en un instante una sensación, inmortalizarla y comunicar el gozo de ser mujer, de estar a gusto con tu propio cuerpo y mostrar/manifestar tu poder creativo; hacerlo con libertad y respeto. El empoderamiento femenino es real cuando es inclusivo con el masculino. Sin embargo, hay que empezar por honrar a la mujer, por honrarnos como tal; y sentir el placer de tu propia sexualidad, en un cuerpo que algún día dará de comer a otros seres. Un cuerpo que es el templo del Espíritu, sin embargo, el verdadero templo es nuestra mente y la forma de ver el mundo. Hecho que incluye la forma de ver a la mujer, así como traer la presencia de la Madre Espiritual a través de cada una/o de nosotras/os. Un mundo dogmatizado en el que el cuerpo de la mujer se ha llevado a fines de lucro, en vez de ser honrado como medio AMOROSO de creación. Expresar mi energía femenina y el poder que ella me da, es uno de los mayores placeres y dones que se me han otorgado. A mi y a todas.