Éxito

01.03.2018

El éxito es el reflejo de tu valor interno. El éxito no son aplausos, el éxito no es una larga lista de ceros en tu sueldo, el éxito no es tener el último coche, ni el último teléfono del mercado. El éxito sucede cuando tu valor interno se refleja en cada aspecto de tu vida. Finalmente, el éxito es una forma equilibrada de vida, en la que no nos perdemos entre aplausos, ni entre las caídas de nuestras experiencias. Sucede cuando aprendemos a sostener nuestro valor interno, nuestras amistades, la relación con nuestra pareja o familia, aún cuando la vida nos pone a prueba en las experiencias de crecimiento. El éxito, finalmente, es saberse sostenido por el Amor, que es el Creador, en la cima o en la falda de la montaña.