Extiende AMOR. NO proyectes miedo

24.09.2018

Hay dos sistemas de experiencia para el ser humano (no hay más): El de las proyecciones del ego y el de la extensión de Amor del Espíritu. El ego ha creado el mundo de la conciencia de la tercera dimensión, el del espacio y el tiempo. Es una rebelión contra la eternidad del Espíritu. Cuando vives en el sistema del ego y fabricas tu vida a través de su voz, tiendes a proyectar en los demás aquello que te aturde, echas tu basura encima de cualquiera que se ponga por delante de ti. Sin embargo, tenemos un sistema eterno en el Espíritu, y lo que lo hace eterno es que siempre ha estado Presente y nunca ha cambiado. Ese mensaje eterno se ha hecho presente a través de la voz y los escritos de innumerables seres humanos; incluso lo sigue haciendo a día de hoy. Cuando das ese Amor al ego, se siente atacado y empieza a proyectar su miedo. El ego no entiende lo que es compartir, cree que cuando comparte va a perder su poder, y realmente su raíz es el miedo y sólo tiene el poder que tú hayas decidido darle. El ego se inventa relaciones, trabajos, situaciones en las que lo alimentes para que sigas siendo víctima o verdugo, con tal de seguir vivo en tu mente. Y lo que realmente estás siendo, es su víctima, tiene gobernada tu mente. El Amor Creador del Espíritu, sin embargo, no proyecta, pues comparte y sabe que al hacerlo se está multiplicando a sí mismo. Cada vez que tengas algo que solucionar, recuerda: Estás proyectando tu ego o estás extendiendo Amor? Para ambos hay resultados claros: más pleitos, o una resolución amorosa en pos del Propósito de la Creación en ti.