Justificarse

17.11.2018

Cuando nos justificamos señalando el dolor del otro, ahí caemos en saco roto. Dejamos de crecer y no nos responsabilizamos de nuestro crecimiento, así como vaciar el alma de puntos ciegos que están llenos de cargas que nos obstaculizan el encuentro con el Espíritu. Cuando amas, eres capaz de hacerte cargo de tu alma y liberarla de obstáculos que te acerquen a la persona con la que has decidido estar acompañado, para crecer en el conocimiento y la sabiduría que trae el Amor. El proceso requiere valentía, poder humanizarte así como expresar tu voz, y estar religados al origen: Amor Creador. 
MARIAdelCID .