La Salvación nace en ti

31.08.2018

Creemos que la salvación de nuestras vidas viene de fuera: de un marido, de una relación, de alguien físico, incluso se la atribuimos a Dios. Sin embargo, la salvación es una decisión que nace dentro de ti. La cruz que decidimos cargar no es más que una invención que tú mismo decidiste atribuirle a tu mente, con la ayuda del ego de tú mismo fabricaste. La Cruz fue un acto de Amor. Vencer el ego (tu cruz) es un acto de Amor, porque nadie gana cuando tú vives en la queja. Dejar de vivir a través del sistema de creencias del ego, que nos enferma, nos lleva de regreso al sistema de creencias del Espíritu, que es el Amor. De lo único que te salvas es de ti mismo y del ego que tú inventaste; y decidiste darle poder de manejar tu mente y tu vida.. El primer paso es perdonarte a ti mismo, porque el Amor Creador no puede condenarte, sólo tu propio ego. Salvarte es decidir amarte, para después poder amar. Y cuando lo hagas, cuando trasciendas el miedo de ver más allá de lo que tú mismo has creado, podrás ver la creación en ti.