Libertad y trabajo

26.06.2018

La libertad es una decisión diaria y un trabajo constante. Ser libre no es hacer lo que queremos aún al precio de dañar a alguien, eso genera deudas y nos encadena. Ese tipo de deudas, por creernos libres a causa de un capricho no resuelto en el corazón o un consentimiento mal dado, puede causar enojo e ira en otra persona y eso se convierte en una deuda. Cuando caminas libre, no dañas, sino que liberas a quienes te acompañan o a los encuentros fortuitos a lo largo de tu vida. Entonces, elige perdonar para ser libre, elige vivir libre, elige una personalidad libre para amar, elige romper las cadenas del corazón, trabajando en la sanación de tu árbol genealógico, de tu destino. Elige un destino amable con tu corazón y con el corazón de la humanidad. Tu gota de vida puede parecerte algo pequeño, sin embargo, de las cosas pequeñas construyen las cosas grandes, y de pequeñas libertades emocionales, se construye un corazón libre para amar y dar amor, sólo por el hecho de estar presente. Del trabajo diario se construye libertad, solamente necesitas tomar la decisión en tu corazón de saberte acompañad@ por el Creador, quien te hizo y te diseñó como una perfect@ obra de arte llena de amor. Sólo tienes que decidir seguir amándote y amando a la creación, para ser libre cada día de tu vida. Elige el propósito y la misión para el cual fuiste cread@, el que te ofrece libertad para crear y construir en el espíritu y materializarlo en tu vida humana.