Mujer 2.0

08.03.2018

Soy mujer todos los días de mi vida, lo era ayer y lo seré mañana. Así como los hombres. Buscar el equilibrio entre un hombre y una mujer, dejar de rechazarnos mutuamente, y empezar a respetarnos como obras de arte únicas e irrepetibles. La vida es una celebración diaria que hacemos y construimos hombres y mujeres, cada quien con sus respectivos dones. Nos necesitamos mutuamente para seguir postergando la vida. No somos iguales, nuestros diseños corporales jamás lo han sido y jamás lo serán. Esa es la inteligencia de la naturaleza y su creatividad, es su belleza manifestada en un escenario lleno de colores. Soy mujer y lo seguiría eligiendo cada día, en cada vida, en cada instante. Soy mujer y también celebro la existencia de los hombres, sin ellos tampoco estaríamos en este mundo. Necesitamos enfocarnos en un cambio educativo, en cambios sobre los puntos de referencia sociales, en los problemas cotidianos y en cambiar todas esas creencias que tanto nos han limitado a todos los seres humanos. Celebremos un mundo mejor, celebremos que nuestros sueños de respeto son un hecho y no una fantasía. Celebremos que la vida sigue creando y que somos arte cooperando.