Naciste para prosperar

13.02.2018

Cuando nos entregaron la vida, fue con una misión y constante propósito: Hacerla prosperar. Crear abundancia allí donde se nos dio escasez, crear conciencia allí donde se nos entregaron secretos, puntos ciegos... Nos entregaron la vida para hacerla multiplicar, para entregarla a los que nos suceden, para darles un legado creador, que une y que nos religa, no uno que divide. Recibimos la vida para que sigamos prosperando la obra del Creador a través del Ser Humano.