Nadie puede atacarte

31.08.2018

Nadie puede agredir tu esencia. Lo que eres es intocable. Cuando sentimos agresión, se despierta el sistema de creencias del ego y empezamos a defendernos. Cuando alguien te ataca, realmente se está agrediendo a sí mismo. En ese caso, mejor dejarlo ser y tú seguir siendo por tu camino. Cuando agredes, te agredes a ti y a tu esencia divina. Estás actuando con la creencia de que la otra persona no es uno igual que tú. Estás proyectando tus miedos en otro ser, para sentirte separado de ella/él y sigues viviendo a través de la ilusión de la separación de la conciencia. Cuando regresamos al estado absoluto de conciencia, sabemos que somos UNA sola. En ese caso, el ego y el ataque ya no tienen cabida en el sistema de creencias de tu mente. Ese cambio es un proceso y requiere un tiempo de ser un 'yo' a otro 'yo'. Cuando eres, nada te puede 'atacar'. El/La Creadora/Creador nunca han dejado de ser, aunque nuestro sistema egoico se ha empeñado en hacerles desaparecer, no existiríamos si no hubieran creado en perfecta UNIÓN la Creación, incluido tú mismo.