No huyan de ustedes

06.07.2018

Conócete a ti mism@. Disolver las ilusiones del ego, de las creencias que él ha creado, nos hace reconocer un mensaje que está más allá de todo capricho, es el Espíritu hablando a nuestro ser. Cuando nos centramos en reconocer los errores que el ego ha creado, dejamos espacio para que la fuerza del espíritu vuelva a operar a través de nosotros. Es cuando nos volvemos a reconocer como una extensión del Creador, cuando dejamos de huir y empezamos a crear, en vez de fabricar. En ese trabajo hay dolor, que es del ego, porque no quiere dejar de defender lo que ha fabricado. Sin embargo, cuando lo disolvemos, empezamos a vivir a través del amor, que es el creador, es tú creador. Recordarte que no te creaste, es un paso amable para dejar de dar voz a la fábrica del ego. Entonces, aparece la paz, que es lo que el espíritu nos ofrece.