Qué mundo enseñamos a nuestros hijos?

12.09.2017

Me pregunto qué mundo le enseñamos a nuestros hijos. Un mundo en el que la Tierra tiembla, hay huracanes porque se está calentando, monzones que se llevan millones de vidas por delante... Y seguimos negando que el cambio climático es un hecho. Cuando no es la Tierra hablando a la humanidad, somos los mismos humanos peleándonos por ideas que no llevan a ningún puerto. Ideas de derechas o de izquierdas, ideas que disgregan a la sociedad y crean inquietud en la calma de los habitantes. Guerras por ideas de un Dios y no una experiencia de Él, guerras por ser dueños de una tierra que abandonamos tras la muerte. Me pregunto si nuestros hijos, quienes llegan a un mundo supuestamente unido por estar globalizado, puedan comprender que vivimos separados porque la mayor de las guerras es la del Espíritu. Esa idea de separación que nos hace creer importantes por tener fama o acumular bienes, los mismos que ponen de manifiesto la separación que experimentamos de nuestra conciencia. Me pregunto qué educación han recibido nuestros políticos y qué educación dejan a sus hijos. Qué valores les dan en herencia, para que este mundo y esta conciencia muerta que tenemos se transforme. Me pregunto si recibieron valores en los que la familia es un apoyo para crear un proyecto de vida, si conocen la fidelidad a sí mismos, si conocen lo que realmente permanece después de la muerte. Me pregunto para qué se sigue negando todo lo que nuestra Madre Tierra nos dice y si dejaremos de pelear por ideas que, hasta día de hoy, no han funcionando; como supuestos ordenes sociales que sólo siguen sumando a la pérdida de valores humanos y de unidad. Cuándo dejaremos de crear un mundo de ideas y empezaremos a apostar por la humanidad, por la experiencia de Ser Humanos. El Ser guarda el Espíritu y Él vive dentro de nuestros cuerpos. Estamos enfermando por la ilusión de separación con el Espíritu, también a causa de dogmas que nos han alejado de Él. Hacia dónde se dirige nuestra fidelidad, si es que aún no la hemos perdido, para que nuestros hijos conozcan un mundo en el que el Ser se convierte en Humano?